EL MISTERI SEGÚN…

RUBÉN PACHECO

El 18 de mayo de 2001 la UNESCO declaró el Misteri d’Elx como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. Llegaba así el reconocimiento mundial a un drama sacro-lírico único e irrepetible que recrea la Dormición, Asunción y Coronación de la Mare de Déu.

Para el pueblo de Elche el Misteri son fechas señaladas cada año el 14 y 15 de agosto, para la humanidad es una representación llena de matices que recoge el testigo de un pasado que nos lleva a un futuro todavía por escribir. El texto está escrito en valenciano antiguo, la música es tan rica que podemos analizar los siglos de historia musical puesto que cada Misteri es un descubrir nuevo.

En Talentos hemos estado con Rubén Pacheco, un joven investigador que está a punto de publicar su tesis doctoral “La Festa en los siglos XVII, XVIII y XIX. Estudio del Misterio de Elche a través de los libros de cuentas y partituras conservadas”.

Han sido muchos años de trabajo, un trabajo duro y minucioso, pero también cargado de satisfacción y descubrimientos. Como él mismo asegura, queda mucho por estudiar e investigar alrededor del Misteri, sin embargo aquí y ahora Rubén Pacheco presenta un trabajo serio, muy serio. Su campo ha sido la música, una música que refleja el sentir de una sociedad que nos eleva a los cielos y cuentan que quien la escucha queda embelesado porque la Mare de Déu está siempre, como dicen en Elche, a nuestro lado.

fotopacheco

Una oportunidad para descubrir misterios que se amagan tras este Drama Asucionista que tiene más fuerza que nunca en pleno siglo XXI. Dicen que para entenderlo hay que verlo, escucharlo y sentirlo… aún así vamos a intentar saber algo más del Misteri con Rubén Pacheco…

3

17
18

¿Qué es el Misteri?
Es imposible dar una definición única y cerrada. Es una celebración colectiva  traspasada de generación en generación a través de los siglos y en la que, cada generación, ha aportado su grano de arena. El Misteri es algo vivo que ha cambiado y sigue cambiando desde la baja Edad Media hasta nuestros días. Sin darnos cuenta lo vamos cambiando, cada detalle que aportamos lo transforma poco a poco como si tuviera vida propia.

No es entonces una celebración digamos estática…
Para nada, es la evolución de la historia, a través del Misteri podemos conocer mejor la evolución del arte en Europa: la liturgia, la música e incluso la ciencia como vemos en el descenso de la magrana donde se ha ido introduciendo a lo largo del tiempo poleas e ingenios mecánicos,  descubrimientos que se fueron aplicando a la celebración. Podemos incluso estudiar las modas de las diferentes épocas a través en la indumentaria. Hay en el archivo un documento de 1749 donde se compraron trajes para el Araceli en la que se utiliza tela de espolí como la que llevan los trajes de las falleras. Hoy son túnicas, así que vemos como ha ido evolucionando y lo ha hecho al son de los tiempos. Se han ido poniendo y quitando cosas. El Misteri es mucho más que la historia de Elche y de su sociedad.

Estamos entonces ante una celebración con una riqueza cultural enorme.
Por supuesto, a lo largo de su historia adoptó el teatro barroco, costumbres del siglo XIX, se van añadiendo instrumentos e incluso en el siglo XX se quitan instrumentos porque se piensa que la música medieval era a capela. El Misteri es como la fachada de una catedral en la que podemos ver los diferentes estilos arquitectónicos en ella, tiene una base románica y también gótico y renacentista y barroca etc. Un conjunto heterogéneo pero equilibrado que forma un todo maravilloso y precioso. Lo importante es aportar al Misteri el sentir de nuestra sociedad y ahí quedará esa impronta para las generaciones venideras.

Existe cierta polémica con el origen del Misteri ¿Has podido en tus investigaciones arrojar un poco de luz sobre este asunto?
Su origen se remonta a la neblina de la baja Edad Media. No sabemos si nace como drama litúrgico o como lengua vernácula, son tradiciones litúrgicas muy antiguas. No hay una fecha concreta, no tenemos más que referencias. El primer documento data de 1523 y lo tenemos en el Testamento de Isabel Caro, hija de Noble que celebraba en su casa ante la imagen de la virgen de la Asunción este drama interpretado por clérigos que acudían allí cada año. Esta mujer dejó un dinero en su testamento para que la Festa se siguiera celebrando tras su muerte. Sabemos que en el siglo XVI los encargados son la cofradía de la Asunción. Tenemos referencias y documentos pero no podemos poner un fecha concreta.

mistericonsuetas
Consueta de 1709 y Consueta de 1625, copia de Pedro Ibarra de 1900

Pero el concilio de Trento lo prohibió y dicen que ese instante fue crucial para que el Misteri fuera único.
Esa afirmación no es cierta, el Concilio de Trento reguló las celebraciones litúrgicas y eso hizo que desaparecieran la mayoría de celebraciones que se realizaban en muchos puntos, sin embargo en Elche perduró y vaya si lo hizo.

¿Y la música? Porque el Misteri también es música…
El primer documento musical data de 1709, una fecha muy tardía. Es la Consueta de 1709 y he demostrado que las partituras de los cantores se escribieron en 1709. Tenemos referencias de la Consueta de 1639, aunque sólo la letra, pero este documento ha desaparecido y sólo tenemos referencias de escritos posteriores.

¿Cómo es la música del Misteri?
Tenemos las partes monódicas de origen gregoriano, medieval, muy muy antiguas. Probablemente se usaban ya al principio del Misteri y nos unen con el primitivo drama litúrgico, la raíz más antigua, sin embargo las modas cambian… estas partes las cantaban los clérigos. Probablemente cuando aparece la Capilla de Música introducen sus costumbres y aparece la polifonía, a varias voces, y es cuando entran los motetes polifónicos, los más modernos, y se va enriqueciendo y se cambian las monodias por la música polifónica, ocurre a finales del siglo XVI. Alrededor de 1580 es la fecha más probable en la que los compositores Lluis Vich, Gines Pérez y Bernardino de Ribera hicieron sus adaptaciones e introdujeron algunos de los motetes que hoy podemos escuchar.

41

¿Por qué se ha investigado tan poco el Misteri?
Es una pregunta muy difícil de contestar… Es una obra muy importante y muy poco estudiada… Quizá haya razones históricas sin embargo ha habido investigadores muy importantes como Pedro Ibarra a comienzos de siglo XX, José Pomares Perlasia a mediados de siglo XX o los trabajos de José María Vives y Francesc Massip en los años ochenta, sin olvidarnos de Joan Castaño sin duda el investigador de la Festa más importante de hoy en día y con el que he tenido la suerte de contar como codirector de tesis junto a Pilar Escanero y Cristina Urchueguía. Lo que sorprende es que el Misteri está fuera del ámbito investigador de las universidades, aunque se están haciendo cosas como la Cátedra Misteri d’Elx por ejemplo. Queda mucho camino por recorrer y mucho por investigar, es un campo apasionante.

¿Qué le dirías a un profano del Misteri qué quiera conocer el Misteri?
El Misteri hay que verlo el día 14 y día 15 porque es el día del pueblo, lo demás son ensayos generales. Cada uno lo puede ver desde el punto de vista que se quiera ver… un punto de vista musical, artístico, desde el de la Fe… cada uno puede disfrutarlo dentro de sus posibilidades… es del pueblo para el pueblo. El Misteri es tan rico que puede ser disfrutado desde diferentes perspectivas y esto es lo que lo hace grande.

¿En que momento vive hoy el Misteri?
El Miteri goza de buena salud. Podemos echar en falta, quizá, una mayor repercusión internacional a nivel del estudio y la cultura, ese colocar la Festa en los círculos intelectuales pero estamos a tiempo, queda mucho por investigar, queda mucho por conocer.

¡Vaya! Nos hemos quedado anonadados ante tanto conocimiento, conversar con Rubén Pacheco ha sido un auténtico placer y gracias a él conocemos un poco mejor El Misteri d’Elx. Habrá que verlo y sentirlo como bien nos ha dicho un 14 o 15 de Agosto, quizá el 15 que es la Virgen de la Asunción. Gracias Rubén, mil gracias.

TESIS DOCTORAL

“La Festa en los siglos XVII, XVIII y XIX. Estudio del Misterio de Elche a través de los libros de cuentas y partituras conservadas”

… SABER MÁS …

Con el apoyo de otros profesionales

Estudiar el Misteri durante tantos años es sacrificio, dedicarle mucho tiempo, pero merece la pena. Hay estudios fundamentalmente de Pere Ibarra, José Pomares Perlasia, Joan castaño,Francesc Massip y José María Vives pero el trabajo de estudio es tan amplio que hay muchísimo por hacer. Los libros de cuentas que van desde principios siglo XVII hasta 1873 estaban sin vaciar. Rubén Pacheco tuvo la suerte de contar con la ayuda de Joan Castaño y contar con el legado que conservaban los herederos de Perlasia y tuvo la suerte de contar con la dirección de Pilar Escanerode, de la Universidad Miguel Hernández y con Cristina Urchueguia, catedrática en Berna de musicología.  Gracias a todas estas personas Pacheco nos cuenta que ha podido investigar y hacer esta labor. Él se ha centrado en la música pero queda un acerbo documental para investigar muchísimo más amplio, por supuesto también el de la música…

SOBRE EL AUTOR

RUBÉN PACHECO

Rubén Pacheco Mozas nace en Elche en 1976. Vive cerca de la Basílica de Santa María donde se representa el Misteri y desde bien pequeño quedó prendado de esta solemne fiesta.
La música es su vida, estudió piano en el Conservatorio de Murcia y completó su formación como director de orquesta y coro en Valencia y Studgard.
Ha dedicado los últimos diez años de su vida a estudiar el Misteri y fruto de este trabajo es su tesis doctoral.

misteriparti
Libreta del “Bajo metal” Una de las partituras recuperadas en la tesis de Ruben Pacheco

LA CULTURA POPULAR

UNA FIESTA DIRIGIDA AL PUEBLO
El Misteri no está exento de la influencia del momento en el que vive. Nos encontramos en algunos motetes que se introducen algunas contrafacturas. Esto es como lo que hacíamos de pequeños al jugar: cogíamos una melodía y le cambiábamos la letra. Lo encontramos en el Cantem Senyors con el Cancionero de Palacio de los Reyes Católicos, existe otra de Juan De la Encina que es uno de los compositores más importantes del teatro medieval con la canción original no quiero que me consienta. En los motetes monódicos también encontramos estas influencias. Ocurre con los instrumentos, el bajón, violines, cornetas renacentistas que se van introduciendo y en muchos casos quitando también. Hay épocas en que se ponen unos u otros instrumentos según la moda del momento. Vemos como se emplean usos renacentistas de las operas de Monteverdi, es curioso como los malos en las obras de Monteverdi tocan los instrumentos de viento y los buenos los instrumentos de cuerdas y vemos como en el Misteri, los apóstoles tocan las cuerdas y los judíos van con el viento…

You must be logged in to post a comment