JOSÉ BEVIÁ

AL SON DE LA MÚSICA

La música es el arte en los oídos que traspasa fronteras convirtiéndose en universal. Dicen que fue el primer arte en la prehistoria y que ayudó al desarrollo del hombre como hombre. Pueblos enteros se han sublevado y otros se han calmado al son de una música, que todavía hoy, en pleno siglo XXI, tiene mucho que decir. También aseguran que existe un acorde secreto que sólo le será entregado a Dios, dicen y aseguran muchas cosas… que hay música para los ángeles y también para los demonios.

Corren tiempos difíciles para la música. Los mecenas que en otro tiempo mantuvieron este noble arte en los altares de lo sublime, hoy escasean. Hacer música para plasmarla y que perdure por los siglos de los siglos se ha convertido en un esfuerzo titánico.

Talentos ha estado con un intrépido compositor que cruzó el charco para afianzarse en Nueva York. Hoy viaja por medio mundo descubriendo y reclutando a grandes músicos que le permitan llevar a cabo su más ambicioso proyecto: una segunda sinfonía. Los sueños se consiguen y sólo existe una formula… trabajo, trabajo y más trabajo.

fotobevia3

¿Qué es para ti el talento?
El talento es una habilidad natural para realizar cualquier tarea. Dicha habilidad no sirve de nada si no se desarrolla a base de constancia y mucho trabajo.

Vives en Nueva York ¿por qué?
Desde que me trasladé a los Estados Unidos, siempre tuve la ilusión de vivir en Nueva York. Es la meca de la música y las artes desde 1945. Es una ciudad fascinante por sus gentes (llegadas de todo el mundo), la escena musical y cultural, las interminables ofertas de ocio y gastronómicas. Los parques, la arquitectura, los museos… Sin duda, junto con París, Londres, Praga, Berlín, y San Francisco, una de las capitales culturales del mundo. Tuve la suerte de encontrar un trabajo en una Universidad muy cercana a Nueva York y esto me permitió mudarme a la gran manzana. Vivir aquí me da la oportunidad de colaborar con algunos de los artistas más fascinantes del planeta.

¿Cual es tu instrumento preferido y por qué?
El piano, siempre lo fue. Lo llevo tocando desde los 6 años. El piano contiene toda la orquesta en 10 dedos.

¿Cómo es tu proceso creativo?
Por lo general siempre busco algun pretexto que me inspire o me de una idea para crear una pieza nueva. Puede ser un libro, un poema, mi mujer, un cuadro, un paisaje, una ciudad, una experiencia vivida, el estar frustrado… a partir de ahí comienzo los sketches; después comienza el trabajo duro: una pieza puede componerse entre 4 semanas y tres años, dependiendo de la complejidad, duración e instrumentación.

¿En que piensas delante de un piano antes de tocar las teclas?
Soy bastante obsesivo con el orden, el trabajo eficiente y la atención al detalle. Cuando me siento al piano solo quiero hacer justicia a la música y dar lo mejor de mi.

La música en el siglo pasado sufrió una transformación espectacular con las nuevas tendencias rock, pop, disco, etc. ¿En qué lugar está la música clásica?
Es realmente increíble la influencia global de la música popular originada en los Estados Unidos y el Reino Unido. Yo estoy especialmente fascinado con toda la música Afro-Americana: el Jazz, R&B, Blues, Soul… Pero a la vez crecí en los 80 dónde la música Pop y el Rock era lo más.
La música clásica sufrió una transformación radical después de 1945. Como ocurrió en otras artes, la música generada desde 1945 hasta 1980 fue experimental, especialmente en los países de Europa Occidental. Como consecuencia, la “música nueva clásica” se volvió inaccesible para el público general y considerablemente perdió su audiencia.

fotobevia2

¿Qué opinas de las operas rock?
Son una manera completamente legítima de hacer arte

En ese siglo autores como John Cage realizaban estudios del silencio. ¿Es el silencio música? ¿Y el ruido?
El silencio es probablemente el recurso más efectivo y dramático en la música, aunque John Cage llevó este concepto a sus más radicales consecuencias. El ruido es muy importante también. Compositores como Varese lo han empleado con éxito en sus piezas desde mediados del siglo XX.

La música clásica sigue embriagando y anonadando a millones y millones de personas en el mundo, ¿Por qué?
Porque como las grandes obras de arte, la música es inmortal y transciende épocas, estéticas, y modas. Sirva de ejemplo la Capilla Sixtina, el Acueducto de Segovia, la Catedral de Burgos, o el Guernica.

¿Qué pensabas cuando eras pequeño y estabas en pleno proceso de formación artística en una ciudad pequeña con alguna tradición, pequeña, como Oscar Esplá, en el mundo clásica… sentías como dice la canción de Lou Reed Small Town, que tenías que salir de ella o fue un proceso normal que te llevo de un sitio a otro… 

En aquel entonces (los años 80) era bastante inconsciente. Como Alicantino, me fascinaba Alicante, su cultura, clima, gastronomía, y sus bellas tradiciones. Tuve años felices en el conservatorio de los que todavía recuerdo a muchos de mis queridos maestros: el Profesor Pepe Sala y la Profesora Margarita Sitges. Fue a mediados de los 90 cuando empecé a sentir que tenía que experimentar con otras culturas. Tuve un fantástico profesor Uruguayo que me animó a descubrir otros horizontes: José Luis Prado. El sea quizá responsable de que tu y yo estemos hablando ahora.

fotobevia5

Componiendo la segunda sinfonía

trabajo, trabajo, trabajo y mucha paciencia

Cuando estudié música el profesor de música siempre nos decía que para componer una sinfonía tenías que tener un cerebro privilegiado… incluso estar un poco loco porque es el culmen de la música clásica… conocer todos los instrumentos… y lanzarte a una locura compositiva… es verdad?

Bueno, agradezco a nuestro querido maestro Limiñana sus palabras; pero de alguna manera tenía razón. Hay que estar un poco loco para querer que 65 músicos toquen tu pieza, y más en tiempos de crisis. Lo del cerebro privilegiado no lo creo. Si que es cierto que hay que estudiar durante muchos años todos los instrumentos y la literatura sinfónica. Una vez esto se ha asimilado, todo es posible eso sí, con mucho trabajo. De la misma manera por la que los escritores siguen escribiendo novelas y seguirán haciéndolo por muchos años, los músicos seguirán componiendo sinfonías

En que consiste… por qué? Diferencias anterior trabajo… con la Moravian Philharmonic Orchesta… ahora con la North Czech Philharmonic que estas a punto de empezar a grabar…
Este trabajo es mucho más maduro que el anterior. Han pasado 5 años y naturalmente he crecido como persona y como músico. Esta evolución se refleja en la música

¿Cómo se financia un trabajo de esta envergadura?
Es complicado pero no imposible. La crisis económica no ayuda, pero el ser humano es suficientemente creativo como para buscar otras alternativas. Desde hace un tiempo tenemos opciones como Kick-starter, que ha sido de inmensa ayuda para mi y otros muchos artistas. En los Estados Unidos existen muchas opciones de préstamos para creadores (que por otra parte son muy competitivas), y por supuesto, uno debe de ahorrar dinero y apretarse el cinturón si quiere sacar algo a delante.

Me gustaría profundizar en el nuevo trabajo… y hablar aquí más tiempo sobre el… Cuando lo compusiste… como… que te inspiró… hay intencionalidad… como es trabajar con grandes artistas… etc… me gustaría profundizar un poco en este trabajo que he leído es el mejor y más ambicioso que has compuesto…
El nuevo CD se empezó a componer en 2010. Se trata de dos piezas orquestales y cuatro de cámara. Es proceso compositivo se terminará este verano. Cada pieza está inspirada por algún motivo particular. La segunda sinfonía refleja mi fascinación por los estilos arquitectónicos de las ciudades dónde se creó: Nueva York , Praga, París, Visby, y Roma. Otra pieza fue compuesta después de la tragedia del huracán Sandy. El Trio para Piano lo compuse tras el nacimiento de mis sobrinos Noa y Marcos. En fin, el material es claramente autobiográfico; aunque no existe literatura, la música substituye a la palabra.
Sí, ciertamente es lo más ambicioso que he realizado hasta el momento. Es cuestión de superarse.

¿Qué sientes cuando escuchas tus propias obras?, ¿Qué se siente al calor del público cuando representas una obra tuya?
Lo primero es miedo de saber cómo el público va a reaccionar. Afortunadamente, el público me ha recibido siempre con mucha cordialidad y cariño. Cuando esto pasa, sientes que has cumplido con tu deber. Esta sensación es tremendamente gratificante.

¿Cómo ves el futuro?
Trabajo, trabajo, trabajo y mucha paciencia. Espero seguir con esta dinámica y superarme en todo lo que hago. También espero poder ayudar a las nuevas generaciones de músicos para que puedan cumplir sus sueños.

Si algo puede hacer la música es unirnos para lograr un mejor propósito en nuestras vidas. No descarto que aunamos fuerzas en torno a la música para luchar contra la terrible corrupción política y económica que se vive en el mundo. No sería la primera vez que esto ocurre

¡Música maestro!

Pieza a pieza

“La música es un arte que ayuda a los seres humanos a ser más felices y tener una existencia más digna”

José Beviá

De españa A Nueva York

Un repaso a sus inicios

En 1995 acabó los estudios en el Conservatorio de Valencia y Sacó una oposición en el Conservatorio de Benidorm. Insatisfecho con su presente y sus perspectivas de futuro, solicitó una beca en el Berklee College of Music de Boston que le fue concedida. Allí se mudó en 2000 y tras graduarse en 2002, le concedieron otra beca en la Universidad del Estado de Florida, dónde sacó el Doctorado en 2007. Ese mismo año se mudó a la ciudad de Nueva York donde enseño y ejerzo la profesión de Pianista y Compositor.

“El silencio es probablemente el recurso más efectivo y dramático en la música”

José Beviá

Tecnología, una gran aliada

Al servicio de la música clásica

Hay quien asegura que la música clásica no va a dar más de sí, que los grandes compositores ya lo descubrieron todo y sin embargo…
Ciertamente compositores como Stravinski, Ravel, Bartok, Lutoslawski, Boulez, Ligeti, Messiaen, Debussy, Wagner, Schonberg, por nombrar a algunos de los más sobresalientes, han dejado el listón muy alto; su aportación parece casi insuperable, sin embargo nosotros tenemos un gran aliado, la tecnología. La combinación de ésta con las técnicas de composición tradicionales dará mucho que hablar en las décadas venideras

Has participado en proyectos curiosos como El Edison Wax recording, ¿cómo fue la experiencia? Esto me lleva a preguntarte también sobre las nuevas tecnologías…
Este tipo de experiencias te enseña a valorar de dónde venimos y todo lo que asumimos de por sí. Me encanta todo lo que se está haciendo con la tecnología. Enseño un curso de música y tecnología en la Universidad y trato de estar al día con todos los cambios.

“Creo que la música clásica del sigo XXI no se va a entender sin las aportaciones tecnológicas. De hecho, hay muchos compositores que escriben exclusivamente para medios electrónicos o electro acústicos

José Beviá

El mundo va muy deprisa y la música siempre ha sido un catalizador de masas, sin embargo da la sensación que cada día los nuevos dispositivos como los teléfonos móviles están aislando más al individuo… ¿Qué crees que está ocurriendo?
Cierto, por una parte es tremendamente conveniente tener aplicaciones como Spotify o Pandora, que permiten el acceso a cualquier tipo de música, a cualquier hora y en cualquier lugar del mundo. Yo hecho de menos aquella época en la que hablábamos y opinábamos sobre los grupos de moda e intercambiábamos lp’s personalmente en el colegio. También me acuerdo de tiendas de discos como UFO en Alicante, a la que yo solía ir para buscar los discos alternativos. Si bien las facilidades que hoy en día tenemos son tremendamente convenientes, la misma tecnología nos convierte en seres aislados, vagos, y faltos de espíritu crítico.

fotobevia4

You must be logged in to post a comment